¿Son necesarios tres Ziehl-Neelsen para el diagnóstico de tuberculosis pulmonar?

Dr. Jorge Laynez
Infectologo
Miembro del Comite Editorial

La tuberculosis (TB)  es una de las enfermedades que mayor número de muertes ha ocasionado en toda la historia de la humanidad. Se calcula que en el mundo están infectados por Mycobacterium tuberculosis la tercera parte de la población.  Con 8.5 a 9.2 millones de casos nuevos al año, con una prevalencia de 16-20 millones de enfermos. Guatemala es catalogada en conjunto con otros nueve países de la región, como país de alta carga de tuberculosis (tasa de 50-84 por cada 100,000 habitantes).1

La magnitud del problema se ha incrementado con la emergencia de cepas de M. tuberculosis multidrogo-resistentes1,2,3 y la relación que existe con la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).4 El examen microscópico directo para la detección de bacilos ácido alcohol-resistente (BAAR), Ziehl-Neelsen (ZN) en esputo, es la herramienta primaria para el diagnóstico y el control de la TB pulmonar. 5,6

En un estudio publicado por Medicina Tropical y Salud Internacional se concluyó que el valor de la tercera prueba de ZN en esputo es insignificante, ya que el 99% de los casos fueron identificados a partir de las dos primeras pruebas de ZN en esputo y que reducir el número de pruebas a dos o incluso una tendría múltiples ventajas en los países en donde los laboratorios suelen ser una carga excesiva y no son fácilmente accesibles a la población.  Si se redujera a dos pruebas de ZN en esputo el mismo día, se mejoraría el cumplimiento del paciente, y el número de visitas de diagnóstico.7, 15

Otro estudio, revela que, la eliminación de los bacilos por el esputo no es constante, y que es conveniente analizar más de una muestra de cada sintomático respiratorio.   Reportan la detección en la primera prueba ZN en esputo en el 80% de los casos, la segunda agrega 15% y la tercera un 5%. 8

En un estudio en Tailandia y Vietnam que incluyeron a personas con VIH.  Los pacientes presentaron tres pruebas de ZN en esputo. El 71% de casos se detectaron en la primera prueba de ZN en esputo, el 17% en la segunda y 10% en la tercera. Se concluyó que en las personas con VIH que viven en entornos donde está disponible rutinariamente, una tercera prueba de ZN en esputo agrega poco al diagnóstico de la TB pulmonar. 9

En un estudio realizado en Perú, se analizaron pruebas de ZN en esputo de 1,263 pacientes sintomáticos respiratorios, se encontró que de los 128 casos de TB pulmonar, el 68.8% de los casos fueron positivos en la primera prueba, 23.4% a la segunda y 7.8% a la tercera prueba.10

La Organización Mundial de la Salud ha revisado recientemente sus recomendaciones para el diagnóstico de la TB pulmonar en personas con VIH. La mayoría de los estudios citados para apoyar estas políticas se basaron en dos muestras de esputo.

Existen también estudios que realizaron el diagnóstico de tuberculosis pulmonar en un solo día, induciendo el esputo, sin importar al ayuno,  teniendo buenos resultados. 14,15

Nosotros estudiamos a 12 pacientes sintomáticos respiratorios, tres de doce pacientes (25%), presentó ZN positivo. Todos fueron positivos en las primeras dos muestras de esputo el mismo día. La muestra más eficaz fue la segunda muestra del primer día, 3 de 3 positivas, aunque los pacientes ya no estaban en ayuno.19

Existen otros métodos de diagnóstico tradicionales y con mucha tecnología, pero la prueba de ZN en esputo, sigue siendo parte importante del diagnóstico sobre todo en países de escasos recursos.  12, 13, 14, 15, 16, 17, 18 

REFERENCIAS

  1. Floyd K, Glaziou P, Sismanidis C, Pothapregada S, Falzon D. Uplekar M, et al. World Health Organization. Global Tuberculosis Control: Surveillance, Planning, Financing: WHO report 2011.
  2. Raviglione M, Snider D. Kochi A. Global Epidemiology of Tuberculosis: Morbidity  and Mortality of a Worldwide Epidemic. JAMA. 1995;273: 220-226.
  3. Méndez A, Raviglione MC, Laszlo A, Binkin A, Rieder HL. Bustreo, Cohn DL, Lambregts-van Weezenbeek CSB, Kim SJ, Chaulet P, Nunn P.. Global surveillance for antituberculosis-drug resistance, 1994-1997. N Eng J Med 1998;338: 1641-1649.
  4. Fitzgerald J. Houston S. Tuberculosis: 8. The disease in association with HIV infection. CMAJ 1999; 161: 47-51.
  5. Leung AN. Pulmonary tuberculosis: the essentials. Radiology 1999; 210: 307-322.
  6. Caminero J, Casal M, Auxina V, Pina J.  Sauret J. Diagnóstico de la Tuberculosis. Arch Bronconeumol. 1996;32: 85-99.
  7. Gomez MN, J Alcaide, Soler J, Milá C, Jimenez MA, de Souza ML, et at. Unidad de Enfermedades del Tórax. Barcelona. Cátedra de epidemiologia  Universidad de Barcelona. 2003;39:146-52.
  1. Moral MC, Hernandez D, Peña PM, Gallegos M, Flores SE, Montoya H, et al. Detección de Mycobacterium tuberculosis mediante la reacción en cadena de la polimerasa en una población seleccionada del noroccidente de México,  Revista Panamericana de Salud Pública, June 2000, Vol. 7, 7 páginas.
  1. Sable SB, Verma I, Behera D. Vacunas Multicomponentes de Subunidades Contra la Tuberculosis Basadas en el Reconocimiento Inmune Humano, European Respiratory Journal 25(5):902-910, May 2005.
  2. Pajuelo G, Luján D, Ibarra J. Baciloscopia en Sintomáticos Respiratorios en un Centro Materno Infantil en Lima, Perú, revista de salud pública y nutrición año abril-junio 2007 vol. 8 nu. 2
  1. Solórzano R, Varela C. Métodos Diagnósticos en Tuberculosis: lo convencional y lo nuevo, Rev Med Hondur año 2007 Vol. 74.
  2. Paz N, Hassandhi O, Prieto L. Evaluación de la baciloscopía, cultivo y reacción en cadena de la polimerasa para el diagnóstico de tuberculosis pulmonar. Kasmera, jul. 2005, vol.33, no.2, p.119-131.
  3. Yassin MA, Cuevas LE. How many sputum smears are necessary for case finding in pulmonary tuberculosis? Tropical Medicine and International Health October 2003, volume 8 no 10 pp 927–932.
  4.  Bell D, Leckie V, McKendrick  M. Use of the Induced Sputum Procedure in the Investigation of Smear Negative Pulmonary Tuberculosis. Clinical Infectious Diseases 2004; 38:1504–5
  1. Hirao S, Yassin MA , Zhamofu HG, Lawson L, Cambanis A, Ramsay A, et al. Same-day smears in the diagnosis of tuberculosis. Trop Med Int Health.2007 Dec; 12(12):1459-63.
  2. Swaminathan S, Padmapriyadarsini C, Narendran G. HIV-Associated Tuberculosis: Clinical Update. Clinical Infectious Diseases 2010; 50(10):1377–1386.
  3. Brown M, Varia H, Bassett P, Davidson RN, Wall R, Pasvol G; Prospective Study of Sputum Induction, Gastric Washing, and Bronchoalveolar Lavage for the Diagnosis of Pulmonary Tuberculosis in Patients Who Are Unable to Expectorate. Clinical Infectious Diseases 2007; 44:1415–20.
  4. Monkongdee P, McCarthy KD, Cain KP. Yield of acid-fast smear and mycobacterial culture for tuberculosis diagnosis in people with human immunodeficiency virus. Am J RespirCrit Care Med 2009; 180:903.
  5. Laynez J, et al. XXIII CONGRESO DE MEDICINA INTERNA DE CENTROAMERICA Y EL CARIBE Y XI CONGRESO NACIONAL DE MEDICINA INTERNA, PALACIO DE CONVENCIONES DE LA HABANA, CUBA, MAYO 2013: Dos versus tres Ziehl Neelsen para el diagnóstico de tuberculosis pulmonar.
  6. http://www.microbiologyinpictures.com/bacteria%20photos/mycobacterium%20tuberculosis%20photos/MYTU20.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *