¿Existe relación entre el oficio hospitalario y riesgo de infección por Helicobacter pylori?

Jorge Maximiliano Laynez Chay, Evelyn Roxana Mena Pineda,  Shaasty Catalina Cobos Amado, Ana Gabriela Méndez De León, Diego José Escobar Solórzano.

helicobacter

La prevalencia de infección por H. pylori es alta en los países en desarrollo y más baja en los países desarrollados, las principales razones de estas variaciones tienen que ver con las diferencias socioeconómicas entre las poblaciones.1  La transmisión tiene lugar fundamentalmente por las vías oral-oral o fecal-oral.2-3 Son muchos los factores que intervienen en la prevalencia general de la infección, como la falta de higiene, agua potable segura, higiene básica, dietas pobres y sobrepoblación.4 Algunas publicaciones le restan importancia a la cohabitación en el núcleo familiar, con su pareja o el trato estrecho con compañeros de clase como factor de riesgo en la infección del H. pylori.5-7 En un estudio realizado en la Universidad de Guadalajara se encontró una mayor seropositividad en los núcleos familiares de estudiantes universitarios infectados, lo que sugiere que la infección por H. pylori es un fenómeno social.8 En un estudio en estudiantes universitarios de Turquía  que incluyó doscientos estudiantes elegidos al azar, se les realizó una prueba de antígeno en heces, de los cuales el 63% eran positivos. La edad, sexo, grupos sanguíneos, los ingresos familiares, las condiciones de vida de hacinamiento familiar, el tabaquismo, el consumo de alcohol, la cafeína, la presencia de síntomas gástricos, los antecedentes familiares y las conductas higiénicas, no se encontraron con diferencias estadísticas entre estudiantes positivos y negativos.9

En Guatemala la prevalencia es de 65% en adultos mayores de 21 años mientras que en los niños de 5 a 10 años  la prevalencia es de 51%.10 El tipo de profesión como enfermería,  odontología y médicos endoscopistas se han asociado con un mayor riesgo para la adquisición de la infección por H. pylori.11 En un estudio de casos y controles la prevalencia en los gastroenterólogos aumentó con los años de práctica clínica a niveles mayores que los controles de la misma edad. Estos hallazgos de un aumento de la prevalencia de infección por H. pylori en los gastroenterólogos que realizan  endoscopias sugiere la  transmisión de humano a humano, posiblemente, de pacientes a personal médico.12 En un estudio realizado en Guatemala se determinó que el ejercer la profesión de odontología, químicos biólogos o medicina no representa riesgo para la infección por H. pilory.13

En Austria, la infección por H. pylori en estudiantes de medicina es del 10%.14 En Brazil, en 405 estudiantes de medicina y residentes, se observó una tasa de seroprevalencia del 31.4% de los anticuerpos contra H. pylori, que aumentó significativamente durante el curso de graduación de acuerdo con las prácticas médicas, que van desde el 23.4% en los estudiantes hasta el 38.6% en los residentes. La tasa de seroprevalencia aumentó de acuerdo con la edad, donde las personas mayores habían pasado más tiempo en actividades prácticas. En conclusión, la tasa de seroprevalencia de anticuerpos contra H. pylori entre los estudiantes de medicina y residentes aumenta desde el básico hasta el nivel de residencia, lo que sugiere que el contacto con los pacientes durante la práctica clínica o la dieta, puede constituir un factor de riesgo para adquirir la infección por H. pylori,16 sin embargo, no hay estudios controlados que lo hayan demostrado.

En Taiwán, la prevalencia de H. pilory en estudiantes de secundaria fue de un 54% en comparación con la población general, 73.3%. En donde también pudieron comprobar que no existe diferencia entre la prevalencia de H. pylori con el género, etnia y nivel socioeconómico.17 En Arabia Saudita se seleccionó a 120 estudiantes de medicina voluntarios, con una edad media de 22.2 años, se realizó una prueba de urea en aliento (UBT)  con un cuestionario sobre síntomas gastrointestinales. La prevalencia de H. pylori fue sorprendentemente baja en el 35%, en comparación con la alta prevalencia de la población de Arabia Saudita que es del 80%. Treinta y uno por ciento de los estudiantes informo más de un síntoma sin diferencias significativas entre los resultados UBT positivos y negativos. Aunque hubo una tendencia, no hubo diferencia significativa entre la prevalencia preclínica y el grupo clínico de los estudiantes.18  En Lima Perú,de 91 estudiantes de odontología, se encontró una seroprevalencia general de H. pylori en un 72.5 %, de los cuales 76% eran hombres, encontraron que hay una alta relación (> 60 %) de seroreactores positivos con sintomatologías registradas en las fichas como: estrés, gastritis y úlcera; igualmente revelan cifras sugerentes de la presencia de estas sintomatologías tanto en los propios estudiantes, como en relación con sus familiares. 19 En Puno, Panamá,  se estudió los síntomas relacionados a infección por H. pylori en estudiantes de pregrado de medicina. La investigación se realizó entrevistando a 110 alumnos, 73 varones y 37 mujeres. Se encontró que la mayoría de los que sufrían malestar fueron los que ingerían alimentos fuera del hogar y a deshora, los síntomas se acentuaban en época de exámenes. Muy pocos recurrieron a la atención médica.20

Otro estudio realizado en Medellín, Colombia, sobre la infección por H. pylori en médicos demostró una prevalencia general de 77.2%, que discriminada por género representa una prevalencia de 78.4% en hombres. Del total de los 342 participantes, 183 (53.5%) presentaron al menos un evento sospechoso de enfermedad gástrica y de éstos, 141 (77%) fueron positivos, los 264 participantes H. pylori positivos, 141 (53.4%) presentaban antecedentes de enfermedad gástrica y 123 (46.6%) fueron asintomáticos.21

En la Habana, Cuba, se realizó un estudio prospectivo longitudinal en 38 trabajadores de los Departamentos de Gastroenterología de tres hospitales de Ciudad de La Habana, tomando como controles a 38 trabajadores de un hospital que no desempeñan actividad endoscópica digestiva. El 39.47% de los endoscopistas fueron seropositivos mientras que esto ocurrió sólo en el 7.89% de los controles. Se analizó el tiempo que los endoscopistas llevaban en el trabajo y se encontró que los seropositivos llevaban más tiempo trabajando como endoscopistas que los seronegativos.22

En países en vías de desarrollo como el nuestro no hay estudios experimentales con datos controlados que sugieran que el oficio hospitalario sea un riesgo para adquirir la infección por H. Pylori. En cuanto a la transmisión de H. Pylori en el ambito hospitalario todavía hay muchas preguntas que responder, y las investigaciones controladas parecieran ser la respuesta.

BIBLIOGRAFIA

  1. Paredes A, Gallejos F. Medicina Interna, Gastroenterología. Infección por Helicobacter Pylori. Chile. 2008. Disponible en: http://www.med.ufro.cl/clases_apuntes/medicina-interna/gastroenterologia/docs/03-infeccion-helicobacter.pdf
  2. Parsonnet J, Shmuely H, Haggerty T. Fecal and oral shedding of Helicobacter pylori from healthy infected adults. JAMA. 1999 Dec 15;282(23):2240-5. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10605976
  3. Vaira D, Holton J, Menegatti M, Gatta L, Ricci C, Alì A, et al. Routes of transmission of Helicobacter pylori infection. Ital J Gastroenterol Hepatol. 1998 Oct;30 Suppl 3:S279-85. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10077755
  4. Hunt RH, Xiao SD, Megraud F, Leon-Barua R, Bazzolli F, Van der Merwe S, et al. Helicobacter Pylori en los países en desarrollo. Guías prácticas de la Organización Mundial de Gastroenterología. Medellín. 2010. Disponible en: http//www.worldgastroenterology.org/assets/downloads/es/pdf/guiadelines/helicobacter pylori en los países desarrollo.pdf
  5. Gisbert JP, Arata IG, Boixeda D, Barba M, Canton R, Plaza AG, et al. Role of partner’s infection in reinfection after Helicobacter pylori eradication. Eur J Gastroenterol Hepatol 2002; 14: 865-71. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12172407
  6. Knnipig C, Arand F, Leodolter A, Nilius M, Bayerdorffer E, Klein U, et al. Prevalence of Helicobacter pylori infection in family members of H. pylori positive and its influence on the reinfection rate after successful eradication therapy: a two year follow-up. Z Gastroenterol 2002; 40: 383-7. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3446012/
  7. Tindberg Y. Intrafamiliar transmisión of Helicobacter pylori infection. Lakartidningen 2002; 99: 2848-9.
  8. Guzmán G, Newton A, Bustos R, Guzmán M, Barajas A. Seropositividad a Helicobacter pylori entre estudiantes universitarios y sus familias. Estudio comparativo. Rev. Esp. enferm. dig. v.100 n.9 Madrid sep. 2008. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1130-01082008000900003&script=sci_arttext
  9. Yucel T, Aygin D, Sens S, Yucel O. The prevalence of Helicobacter pylori and related factors among university students in Turkey. Jpn J Infect Dis. 2008 May;61(3):179-83.
  10. Posada L, Robles A, Orozco M. 2010. Detección de anticuerpos IgG contra Helicobacter pylori en personas a riesgo. Tesis Lic. en Químico –biológico. Universidad de San Carlos de Guatemala. Fac. Cien. Químicas y farmacia. 69p. Disponible en: http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/06/06_2913.pdf
  11. De Pardo E. Helicobacter Pylori un problema actual. Gac Med Bol 2013; 36 (2): 108-111. Disponible en: dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4697698.pdf
  12. Lin SK, Lambert JR, Schembri MA, Nicholson L, Korman MG. Helicobacter pylori prevalence in endoscopy and medical staff. J Gastroenterol Hepatol. 1994 Jul-Aug;9(4):319-24. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7948812
  13. Posada L, Robles A,Orozco M.  Seminario de investigación: “Detección de anticuerpos IgG contra Helicobacter pylori en personas a riesgo” Guatemala Noviembre 2010  disponible en: http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/06/06_2913.pdf
  14. Hoffmann KM, Eherer AJ, Krejs GJ. Are dyspeptic symptoms linked to Helicobacter pylori? A prospective cohort study among medical students. Wien Klin Wochenschr. 2003 Mar 31;115(5-6):175-8. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12741077
  15. Torres F, Garcia A, Zarate  A.  Seminario El ejercicio Actual de la Medicina. Helicobacter pylori. Mexico D.F. 2014. Disponible en: http://www.facmed.unam.mx/sms/seam2k1/2008/ene_01_ponencia.html
  16. Melo E, Lopes E, Almeida J, Albuquerque M, Moura I. Seroprevalence of Helicobacter pylori antibodies in medical students and residents in Recife, Brazil. J Clin Gastroenterol. 2003 Feb;36(2):134-8. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12544196
  17. Chi H, Bair MJ, Wu MS, Chiu NC, Hsiao YC, Chang KY. Prevalence of Helicobacter pylori infection in high-school students on Lanyu Islan, Taiwan: risk factor analysis and effect on growth. J Formos Med Assoc. 2009 Dec;108(12):929-36. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20040457
  18. Almadi A, Aljebreen M, Tounesi A, Abdo A. Helicobacter pylori prevalence among medical students in a high endemic  área. Saudi Med J. 2007 Jun;28(6):896-8. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17530106
  19. Moromí H, Calle S, Martínez E, Villavícencío J,  ZambranoS. Prevalencia del Helicobacter pylori mediante Elisa en estudiantes de la Facultad de Odontología de la Universidad de San Marcos. Vol 1, No 9 (2002) . Disponible en: revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/odont/article/view/3577
  20. Hallasi L,  Hallasi D.Syntomatic Prevailing in Students of Medicine, puno,  Vol 2, No 2 (2005), disponible  en : www.encuentrocientificointernacional.org/revista/vol2n21.pdf
  21. Campuzano G, Hoyos D, Calvo V, Suárez O, Lizcano C,et. al. Prevalence of Helicobacter pylori infection in physicians in Medellín, Colombia. Acta gastroenterol. latinoam;37(2):99-103, Jun. 2007, Disponible en: http://bases.bireme.br/cgi-bin/wxislind.exe/iah/online/?IsisScript=iah/iah.xis&src=google&base=LILACS&lang=p&nextAction=lnk&exprSearch=472411&indexSearch=ID
  22. Velazco C, Ferrer M, Rodríguez N. Diagnóstico serológico de Helicobacter pylori en endoscopistas. Serología en endoscopistas.REV ESP ENFERM DIG. Madrid Vol. 99. N.° 2, pp. 88-93, 2007.Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/diges/v99n2/original4.pdf?origin=publication_detail
  23. imagen tomada de: http://www.mdsaude.com/es/2015/10/helicobacter-pylori.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *