Qué precio pagara el sistema de salud en Resistencia a los Antibióticos, cuando finalmente se solucione el Desabastecimiento??

Dr. Carlos Mejía Villatoro
Jefe del Departamento de Medicina.
Hospital Roosevelt.

300px-Staphylococcus_aureus_VISA_2

Estamos a mitad del 2016, y el sistema de salud pública y la seguridad social continúan una profunda crisis financiera y administrativa, que se traduce en la práctica de una Medicina peligrosa, tanto para el paciente como para el médico, pues ambos corren riesgos, pues con cada vez mayor frecuencia nos vemos obligados a prescribir lo que está disponible, sea de manera completa o incompleta, cuando no podemos combinar medicamentos, que pueden significar una mayor sobrevida de las personas en estado crítico, tanto en adultos como en niños.

Para comprenderlo mejor, describiré tres situaciones con las que hemos tenido que batallar en estos últimos dos gobiernos, con mayor intensidad en los años 2014 y 2015.  El no contar con métodos diagnósticos de Microbiología, especialmente cultivos,  para confirmar la sospecha clínica de una bacteria en particular, nos obliga a combinar antibióticos que permitan según conocimiento teórico, curar al paciente, pero cuando la respuesta no es la esperada, el cambio de medicamentos se hace relativamente a ciegas.  Las consecuencias de tratar a un paciente con los medicamentos inadecuados son: mayor mortalidad, prolongación de la estancia en el Hospital, generar bacterias mas resistentes, todo un círculo vicioso, que termina con el hacinamieto hospitalario, que además favorece la diseminación de la bacteria, provocando brotes epidémicos por bacterias como: Staphylococcus aureus, Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa, Acinetobacter baumanni y Clostridium difficile, para mencionar algunos, o infecciones serias producidas por hongos como: Cándida albicans y otros.

El Staphylococcus aureus, una de las bacterias más comunes y que requiere tratamiento con Vancomicina, puede ser muy difícil de tratar cuando la infección es en la sangre (bacteriemia), pues si no contamos tampoco con alternativas más costosas, tenemos que improvisar el tratamiento con medicamento en tabletas, que no son los más efectivos para tratarlo, situación que hemos vivido desde el año 2011 al menos en 4 ocasiones.

Bacterias como  Escherichia coli y  Klebsiella pneumoniae, que han desarrollado mecanismos de resistencia por enzimas denominadas: Betalactamasas de espectro extendido (BLEE) o enterobacterias productoras de carbapemenasas (tipo NDM y KPC las más comunes), limitan de manera muy importante el arsenal de antibióticos que podemos utilizar para tratarlas, con las misma consecuencias de mayor mortalidad y prolongación de la estancia hospitalaria. Los brotes por estas bacterias son particularmente agresivos en las áreas de recién nacidos y en las áreas de cuidado crítico.

Clostridium difficile, una bacteria oportunista que ya no solamente afecta a los pacientes, puede afectar al personal de salud y producir infecciones serias, que se diseminan rápidamente en Hospitales, si no cuenta con todas las medidas preventivas de manera oportuna y se verifica el diagnostico en laboratorio de Microbiología, para establecer las medidas higiénicas mas estrictas en el área del brote y se inicia el tratamiento tempranamente. Cuando el brote es muy grande, puede llevarnos al cierre de un área hospitalaria, en tanto el brote se controla.

La combinación de educación médica y de salud a los profesionales de la salud en las medidas de prevención efectivos, la vigilancia del cumplimiento de las normas, el uso correcto de los antibióticos basados en su disponibilidad oportuna, con el respaldo de  sistemas de vigilancia confiables y de un laboratorio de microbiología que trabaje con estándares de calidad bien definidos, tanto a nivel interno como externo, podrían ser los primeros pasos para limitar el impacto de las bacterias resistentes en el país.

Sin un financiamiento adecuado y oportuno, no politizado, sino eminentemente técnico, son fundamentales para que los programas funcionen, que las personas sean seleccionadas por su capacidad y no por  sus niveles de amistad o acercamiento a quienes ejercen el poder, es una necesidad, que no ha sido totalmente satisfecha.

Veremos cuando termine la actual crisis, cuáles serán las secuelas que dejo en todo el país y veremos que nos enfrentaremos al monstruo de mil cabezas, que es la resistencia a los antibióticos, una especie de Apocalipsis hospitalario, en donde no podremos tratar a los pacientes con las bacterias resistentes a todos los antibióticos disponibles.  No es un trabajo para una sola persona, sino para verdaderos equipos que busquen el bienestar de la población y que tengan la capacidad de escucharse mutuamente, por el bien del país.

 

 

One thought on “Qué precio pagara el sistema de salud en Resistencia a los Antibióticos, cuando finalmente se solucione el Desabastecimiento??

  1. Excelente artículo Dr. Mejía. Nos ilustra a brevedad las consecuencias científicas, técnicas y humanas que se viven por esta crisis que no se ve cuando tengan la menor intención de poder superarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *