Todos podemos ser Héroes y salvar muchas vidas

Dr. Daniel Rosales
Médico Internista – Hematólogo
Instituto Guatemalteco de Seguridad Social
Editor Asociado Revista Medicina Interna de Guatemala

maxresdefault

Desde la antigüedad, se ha planteado que la sangre tiene muchos propósitos y poderes especiales, que trae vida y que la pérdida de la misma conlleva a la muerte, no estando esto tan lejos de la realidad. La sangre es conocida como uno de los tejidos más importantes del cuerpo humano, teniendo en mente la importancia de la misma, se llevaron a cabo grandes experimentos por científicos, filósofos y médicos sobre la transfusión de sangre, es decir pasar sangre de una persona a otra persona que le haga falta. Es de ésta manera como nace la medicina transfusional y hoy en día la transfusión sanguínea es posible y bastante segura de realizar.

Las transfusiones sanguíneas o sustitución de sangre se aceptó a finales del siglo XIX, fue seguido por el descubrimiento y aplicación de los grupos sanguíneos por el doctor Karl Landsteiner quién identifico los grupos ABO en el año de 1900. Los doctores Philip Levine y Rufus Stetson complementaron con el grupo “Rh” en el año de 1939 fundando las bases de la medicina transfusional y no es hasta 1970 que comienza a ganar terreno el uso de hemoderivados por las distintas técnicas de recolección de sangre, pruebas para infección, conservación y almacenamiento.

Desde hace más de 10 años, el Programa de Medicina Transfusional y Bancos de Sangre del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, ha realizado actividades de promoción, educación y sensibilización para la donación voluntaria de sangre en universidades, iglesias, instituciones públicas y privadas, organizando además, colectas móviles a través de la República. Podemos decir que la respuesta ha sido positiva en un país que no había recibido educación sobre la donación de sangre y que hasta hoy sigue dependiendo de la donación de reposición. Cada año ha ido aumentando la población donante voluntaria pero la Organización Mundial de la Salud ha establecido como meta el 100% de donación voluntaria, mientras en Guatemala solamente se ha alcanzado un 7 % en los últimos años.

En el sistema nacional de hospitales de Guatemala, hay varios bancos de sangre, en los que se procesa, almacena y se transporta este recurso, para ser administrado por órdenes del personal médico de cada institución. Este producto no se puede sintetizar, debe ser donado por una persona sana, lo que hace que sea un componente muy valioso, porque en Guatemala a pesar de haber una demanda de productos sanguíneos no hay una cultura de donación voluntaria, esto quiere decir que la sangre en existencia en los bancos son únicamente la que se repone por familiares o amigos de pacientes a los que se les transfunde.

En el marco mundial del día de la donación de sangre se debe promover y fundamentalmente desvirtuar mitos como los siguientes:

¿Se puede donar sangre pese a tener uno o varios tatuajes en el cuerpo?

Si puede donar siempre y cuando haya pasado un año del tatuaje o perforación

¿Se corre el riesgo de subir de peso luego de realizar la donación?

El donar sangre ni engorda ni adelgaza. Pero lo cierto es que después de la donación, suele abrirse el apetito por la necesidad de recuperar energía. Lo recomendable es alimentarse de forma balanceada y beber líquido posteriormente. El cuerpo compensará la pérdida en minutos.

¿Puede uno llegar a sentirse débil después de la donación de sangre?

El cuerpo tiene una reserva de sangre, de allí que la debilidad está producida por la pérdida de volumen por lo tanto no será una debilidad sostenida y no interfiere en las actividades diarias luego de la donación

¿Donar es peligroso porque se podría contraer alguna enfermedad?

Todo el equipo utilizado para la donación de sangre es descartable por lo que no existe ningún riesgo de contraer una enfermedad.

¿Es perjudicial para la capacidad sexual o la salud reproductiva?

No, porque el nivel de sangre que se perderá con la donación se repondrá naturalmente. Si no afecta la salud, no afectará ninguna función reproductiva ni sexual.

Por todo lo anterior:  ¡¡¡¡¡¡¡no temas!!!!!!!

“Sé un Héroe y dona sangre para salvar vidas”

maxresdefault

Imagen Tomada de: https://i.ytimg.com/vi/48fKIXlxaXk/maxresdefault.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *