¿Que tan grandes y Accesibles son los Avances de la Medicina para la población de Guatemala?

Dr. Carlos R Mejía Villatoro
Jefe de Departamento de Medicina Interna
Hospital Roosevelt

Cada vez que observamos los tremendos avances de la Medicina, tanto para fines diagnóstico como para tratamiento de enfermedades que las instituciones públicas de salud, han denominado catastróficas, por el alto impacto económico en los presupuestos institucionales de la Seguridad Social y los Ministerios de Salud,  nos tendremos que plantear que se deben cambiar los esquemas de brindar servicios de salud para la mayoría de la población que no tiene acceso a los servicios privados o la Seguridad Social, menos del 30% de la población en Guatemala.

Los servicios de salud ya tienen dos ejemplos importantes de que abordar enfermedades que afectan a poblaciones grandes, que inicialmente fueron de alto costo, hasta que los sistemas de salud con soporte técnico y financiero de entidades nacionales privadas e internacionales, han generado una respuesta coordinada, bajando de manera sensible los costos iniciales de los métodos diagnósticos y de los tratamientos, para las personas afectadas por el VIH-Sida y a los afectados por Tuberculosis y Malaria.

Médicos sin Fronteras inicio esta cruzada contra los altos costos de los medicamentos y los métodos  diagnósticos, luego de que en el año 2,000 fueran galardonados con el Premio Nobel de la Paz, y tomaran la decisión de iniciar tratamientos en coordinación con grupos clínicos en Guatemala, Honduras, Ecuador, Sudafrica y Camboya, demostrando que las negociaciones al mas alto nivel con los fabricantes de medicamentos, la coordinación con la Organización Mundial de la Salud, lograron reducir los costos iniciales del tratamiento de US $ 8,000.00 a $ 10,000 al año a los actuales US $ 300 anuales. De manera similar se logró hacer con las compras de cargas virales, cuyo costo inicial era de cerca de US $ 125 en esos años a los US $ 40.00 actuales.  Ahora el país compra de manera coordinada a través del Fondo Estratégico de OPS y COMISCA, logrando precios mucho más bajos que los que se ofrecen en nuestro mercado local.

Ahora nos enfrentamos al reto del tratamiento del número creciente de pacientes con Cáncer, Enfermedades Autoinmunes o la propia Diabetes mellitus, que no han sido enfocadas de la misma manera que se ha enfrentado el Sida y la Tuberculosis, por lo que una dosis de un medicamento para algunos tumores específicos puede ser tan alta como Q 50,000.00 o más por ciclo, bien el tratamiento de medicamentos que pueden regular la respuesta inmune, como lo son anticuerpos monoclonales específicos, y que mejoran la calidad de vida y/o la sobrevida de los afectados por entidades como Artritis reumatoide, Esclerosis múltiple y la Hepatitis C, pueden llevar al desfinanciamiento de otras enfermedades.

Actualmente si consideramos que podemos gastar hasta más de Q. 500,000 en un paciente afectado por tipo específico de tumor, o el costo de más Q,2,500 a Q 3,000.00 diarios de antibiótico para el tratamiento de bacterias multirresistentes u hongos de alta complejidad en los intensivos de hospitales públicos o privados del país,  o más de US $ 60,000.00 a $ 80,000.00 para la curación de la Hepatitis C, veremos que no habrá sistema en nuestro país que pueda absorber estos costos, sin correr el riesgo de afectar el financiamiento del sistema de salud.

Tanto el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social como el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, deben organizar de nuevo la adquisición de los medicamentos de muy alto costo, revisando de manera crítica con un equipo médico y de farmacéuticos, la evidencia científica disponible, previo a admitir nuevos medicamentos en la terapeútica del país, la cual debiera ser consensuada y manejada de manera protocolizada, que permita con uso de indicadores sencillos que nos determinen de manera clara la morbilidad y mortalidad específicas para las patologías más comunes, en los diferentes grupos etáreos, generando una Guía terapéutica Nacional de amplio consenso, que sin perder el principio de brindar la mejor atención al paciente, defina los medicamentos que mejoran la calidad de vida de las personas, el cual debiera revisarse al menos cada dos años, con actualizaciones semestrales, que permitan no atrasar la incorporación de avances realmente muy importantes que signifiquen un beneficio inmediato para los enfermos que acuden a la Seguridad Social y a los Servicios del Ministerio de Salud.

Luego de esta fase, vendría el proceso de negociación, para el cual quienes oferten medicamentos a los sistemas de salud del país, puedan demostrar con certificados de buenas prácticas de manufactura o bioquivalencia, según criterios de entidades internacionales tales como: Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Panamericana de la Salud (OPS), Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la FDA de Estados Unidos, coordinadas con las instancias técnicas nacionales que se considere adecuadas.

La compra de medicamentos de alto impacto, tales como medicamentos para Infecciones serias, medicamentos de cáncer, biológicos como albumina humana, inmunoglobulinas o anticuerpos monoclonales para diversas enfermedades autoinmunes o neoplásicas, o los nuevos por venir, la terapia génica cuando llegue a estar disponible, etc, debiera ser por mecanismos internacionales, que permitan la compra de volúmenes mayores.  Ello claro esta requiere de organizar sistemas confiables de seguimiento de los pacientes en tratamiento, sistemas de vigilancia epidemiológica a cargo de personas escogidas por sus capacidades y credenciales, pues sin información, es imposible planificar de manera adecuada.

La solución en buena medida está en nuestras manos, pero si no cambiamos nuestro enfoque de acceso a la salud, tanto preventiva como curativa, el sistema seguirá siendo ineficaz y la población con menos ingresos seguirá siendo la mas afectada.

imagen de aporte

One thought on “¿Que tan grandes y Accesibles son los Avances de la Medicina para la población de Guatemala?

  1. Un nuevo reto para todos los actores de la salud,activistas en DDHH, comunidad internacional,sociedad civil y principalmente del estado que tiene que garantizar la salud de l@s guatemaltec@s sugun lo plasma la constitucion politica de la Rep. de Guatemala.Gracias por el compartir adelante y exitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *