Doctor, ¿todavía voy a vivir mucho tiempo? o ¿cuando me voy a morir?

No es raro que al terminar la consulta con alguno de mis pacientes, me realicen las preguntas que titulan este blog.

La repuesta que invariablemente doy es: “esa es una de las cosas que NO conozco”, sin embargo debido al área de la medicina en la que me desenvuelvo a diario, podría completar sin temor a equivocarme “pero si conozco de que va a morir”, debido a que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en el mundo y casi seguro la causa de muerte entre mis pacientes.  Ademas, si revisamos algunos números de Guatemala, concluimos que tenemos un país con un gran contraste, por un lado tenemos personas muriendo de desnutrición y por otro lado personas muriendo de malos hábitos alimenticios.

En Guatemala, sabemos que los factores de riesgo Cardiovascular en mayores de 19 años, se presentan en aproximadamente los siguientes números:

Factor Número de personas %
Sobrepeso/Obesidad 31656,769 53.75
Obesidad Abdominal 31635,402 53.44
Trigliceridos >150mg% 21659,243 39.09
Tabaquismo 11800,127 26.46
Colesterol >200mg% 11444,946 21.24
Hipertensión Arterial 906,687 13.30

Hemos caminado como país, con la legislación para restringir el tabaquismo en lugares públicos, sin embargo los esfuerzos hasta ahora, no son suficientes, necesitamos que se cumplan las legislaciones para limitar nuestra exposición al humo de tabaco de segunda mano para los que no fumamos y evitar que el número de fumadores crezca. Sin embargo estamos en pañales en la legislación para regular el uso de sodio en las comidas y no digamos la educación en alimentación saludable que debe implementarse en los niños pequeños porque la modificación de los hábitos en los adultos es sumamente difícil.
Tomemos en cuenta que la tasa de Sobrepeso/Obesidad es de aproximadamente 50% entre los adultos, lo que incrementa de forma desproporcionada el riesgo cardiovascular por el incremento de la prevalencia de Hipertensión, Diabetes y Dislipidemias; lo anterior hace que la Enfermedad Cardiovascular sea una entidad frecuente en Guatemala, debemos recordar que es la principal causa de ingreso entre los adultos a nuestros hospitales nacionales; el 30% de los adultos mayores de 40 años padece de Hipertensión Arterial, la prevalencia de diabetes se encuentra arriba del 30% también, en este mismo grupo de personas.
Cuidar nuestro Corazón es trabajo individual, reflexionemos en ¿como podemos darle a nuestro Corazón un ambiente saludable? y la respuesta a esto viene de las campañas de prevención de enfermedaes cardiovasculares, que recomiendan:

    • Hacer un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio (ideal 25 minutos de lunes a domingo)

    • Comer una porción de fruta y verdura crudas diariamente.

    • No Fumar.

    • Mantener sus números controlados:

      1. peso ideal

      2. Presión en rango normal (o controlada si ya es hipertenso)

      3. Colesterol <200mg/dL

      4. Glucosa en rango normal (o controlada si ya es diabético)

    • No consumir Alcohol.

    • Restringir el consumo de Sal (idealmente NO usar salero).

La Federación Mundial del Corazón tiene la Calculadora de edad de su corazón (la que puede consultar acá), que ayuda a conocer como estamos tratando a nuestro corazón.

En este 29 de Septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, como se ha venido celebrando desde hace 15 años. En el año 2,000 por iniciativa de la Federación Mundial del Corazón (WHF) y con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se celebró por primera vez el día mundial del Corazón, para concientizar a la población mundial acerca de la importancia de las enfermedades cardiovasculares; no debemos olvidar que al año mueren 17.1 millones de personas en el mundo a causa de Infarto Agudo del Miocardio y Accidente Cerebrovascular.  La Enfermedad Cardiovascular es la principal causa de muerte en el mundo, al punto que no dudaría en nombrarla como “La Epidemia del siglo XXI”. Las razones para esto son muchas, es bien conocido que la vida moderna, nos ha inclinado a una carencia de espacios verdes, al consumo de alimentación poco saludable para nuestros hijos en las escuelas, así como para nosotros mismos en los lugares de trabajo, las campañas publicitarias que favorecen el consumo de tabaco, alcohol y comida rápida, los que contribuyen en el deterioro de nuestra salud cardiovascular, y nos exponen a la inhalación de humo de tabaco de segunda mano en parques, transporte público y lugares de trabajo.

Dr. Ismael Guzmán Melgar
Ex – Presidente Asociación Guatemalteca de Cardiología
Editor en Jefe Revista Guatemalteca de Cardiología
Editor Asociado Revista de Medicina Interna de Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *