Hace 133 años….”Sobre la Tuberculosis”

Dra. Johanna Melendez
Medico Internista – Infectologa

     24 de marzo 1882: La Sociedad Fisiológica de Berlín, ante la atención de unos ochenta médicos destacados, entre los que figuraban Rudolph Virchow, hace su ponencia un médico: Roberto Koch, el título fue simple: Sobre la tuberculosis, sin embargo, es uno de los discursos más memorables en la historia de la medicina.

     Robert Koch, con voz pausada, pero segura, describe la forma como ha llegado a la conclusión, que el microorganismo que se tiñe de un “hermoso color azul sobre el marrón de los tejidos animales”, (según las mismas palabras de Koch), es el causante de la llamada tuberculosis.

     No ha sido una tarea sencilla, cuenta la historia que Koch, estuvo estudiando las muestras de tejido de un paciente fallecido de tuberculosis.  Experimentó con diversas tinciones, y el resultado siempre fue el mismo: NADA.  Aun así, no se dio por vencido, y continúo probando. Una mañana descubrió unos pequeños bastoncitos en las tinciones, bacilos sumamente delgados, distintos a los del carbunco, pues presentaban una leve curvatura al final, y eran más delgados. Llamó a sus ayudantes: Loeffler y Gaffky, quienes emocionados con el descubrimiento lo instaron a proclamar a los cuatro vientos su hallazgo a la comunidad científica. Pero Koch fue un hombre paciente e inteligente.

  • “¡No!…, les contradijo. Para confirmarlo, tendré que extraer los bacilos de los cuerpos de un animal muerto por la enfermedad, hacer que se multipliquen en gelatina, obtener colonias de estos microorganismos e inocularlo a un animal sano. Sólo así podré confirmar que éste es el causante de la tuberculosis. Formulando los “Postulados de Koch”.

     Por lo que regresó a su trabajo. Habiendo visto al bacilo en el microscopio, la siguiente tarea fue hacerlos crecer en un medio de cultivo adecuado.  Pasó meses en esta odisea, y es que ningún medio de cultivo creado hasta entonces le funcionó; por lo que decidió crear el suyo con sangre de vaca, que consiguió de las carnicerías cercanas.  Aun así, su empresa fracasó, catorce días cuidando sus medios de cultivos… y ¡Nada!…

     Pero la intuición de Koch es grande, y decidió guardar los tubos de ensayo un poco más…..

  • “Tal vez si le doy un poco más de tiempo…. Tal vez….!”

     Y así es como, veinte días después puede ver, en los cultivos, los mismos bacilos azules encontrados en los tejidos…

  • ¡Por fin!…. ahora, a inocularlos…”

     Este ordenamiento del proceso de investigación, le permitió a Robert Koch descubrir el bacilo causante de la tuberculosis.

     El 6 de agosto de 1890, en el X Congreso Médico Internacional, en Berlín, Robert Koch anunció la “cura” contra la tuberculosis.  La llamada “linfa de Koch”.  Desafortunadamente esta no tenía los efectos de curación deseados, pero se convirtió en la base para la actual tuberculina.

     133 años han pasado desde ese majestuoso 24 de marzo. La historia se ha encargado de darle la razón a Robert Koch. La tuberculosis es una enfermedad infecciosa. No es hereditaria y no es un proceso intrínseco de los tejidos, como lo defendía Virchow, aunque esto sí que puede tener un papel en la latencia de la enfermedad. Se transmite con el contacto de los pacientes enfermos.  A pesar de los avances en el diagnóstico y tratamiento, la bacteria ha sobrevivido hasta nuestros días; y peor aún, la hemos hecho cambiar, mutar, teniendo ahora tuberculosis resistente, MDR, XDR y TDR. Es labor de todos nosotros, evitar la propagación, perpetuación y desarrollo de resistencias de esta pequeña bacteria, que no por su tamaño diminuto, causa pocas complicaciones.

Robert Koch fue laureado en 1905, obteniendo el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por su trabajo sobre tuberculosis, y fallece el 27 de mayo de 1910 en Baden-Baden.

24 de Marzo Día Mundial de la Tuberculosis

Foto tomada de http://www.microbiologyinpictures.com/bacteria%20photos/mycobacterium%20tuberculosis%20photos/MYTU20.html

Bibliografía:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *