¿puedo cortar esta tableta? lo que podemos responder a esta pregunta….

Dr. Gustavo Adolfo Oliva Vega
Jefe de Servicio, Departamento de Medicina Interna, Hospital General de Enfermedades
Instituto Guatemalteco de Seguridad Social

       Como consecuencia de las noticias de contracción de las economías mundiales, resulta interesante considerar alguna de las alternativas orientadas a favorecer el acceso de los medicamentos a los pacientes; por ejemplo la frecuencia con que el fraccionamiento de los comprimidos de dosificaciones altas es puesta en práctica en los últimos años(1,6), con el fin primordial de reducir los costos derivados de la medicación hasta un 50%(2), o que la misma esté totalmente indicada si comercialmente no está disponible la dosis que el paciente requiere(1).

       La creciente prevalencia de dividir las pastillas ha sido objeto de reuniones realizadas en años recientes por Drug Safety Oversight Board de la FDA.  Durante esas reuniones, se discutió “cómo las compañías de seguros y los médicos están recomendando cada vez que los pacientes fraccionen las tabletas, ya sea para ajustar la dosis de los pacientes o como una medida de ahorro de costes.” (6).

       Se considera que un fragmento de la tableta contiene la mitad de la dosis, si pesa entre 85 – 115% de la mitad del peso de la tableta entera.  En un estudio de tabletas sin ranura, los fragmentos resultantes dieron un peso de 69 – 130% utilizando una cuchilla para tabletas (Pill cutter) y de 50 – 150% cuando se utilizó un cuchillo de cocina (2).

       Es importante reconocer que no todas las tabletas pueden ser fraccionadas, por ejemplo aquellas sin ranura, las inusualmente gruesas o de formas extrañas o muy pequeñas, formulaciones con revestimiento entérico, las de liberación extendidas y de acción prolongada y las de combinaciones fijas, no deben fraccionarse, al igual que las cápsulas (3,2,6).

      La exactitud del fraccionamiento puede variar en función de diversos factores propios del paciente como el deterioro cognitivo que limita las habilidades del paciente para entender y recordar las instrucciones para el fraccionamiento de las tabletas, la agudeza visual, impedimentos para las destrezas manuales, a saber problemas articulares, tremor y enfermedad de Parkinson,  entre otros (1-4).  Después de la realización de una investigación interna sobre la práctica, la FDA expresó su preocupación por las variaciones por factores propios de la tableta como su contenido, estabilidad, peso, desintegración o disolución después de ser fraccionada y expuesta al aire y a la humedad (3,6).

       El fraccionamiento de las tabletas debe ser considerado como un paso más en el proceso de administración del medicamento, que puede llegar a ser una barrera que deteriore la motivación para la adherencia(3,4), y presenta problemas de seguridad, especialmente cuando los comprimidos no han sido evaluados para su fraccionamiento(6).

       Cito a algunos autores que han conducido investigaciones al respecto, mostrando resultados que deben ser analizados y tomados en cuenta al momento de la prescripción:

  • Teng et al, 8 de 11 tabletas con ranuras fallaron en su intento de producir fragmentos de 85 –115%.
  • McDevitt et al, 94 voluntarios que fraccionaron tabletas, el 41.3% se desviaron >10% del peso ideal y 12.4% >20%, consecuentemente el 77.2% voluntariamente solicitó pagar por la tableta estándar de menor potencia.
  • Rosemberg et al, 30 de 560 fragmentos de tabletas (5.4%) se desviaron >15% del peso ideal, aunque más bajo que los datos de McDevitt, es una variación significativa (3,4).

Resulta importante el considerar algunos hechos desencadenados de esta práctica:

  • A  menos que se tomen algunas precauciones, este proceso puede desencadenar algunos errores en la administración de los medicamentos (4)
  • La Administración de Veteranos en EE.UU. ha descrito que la mayoría de las personas se sobre dosifican, debido a que olvidan fraccionar sus tabletas (1).
  • Las tabletas deben fraccionarse una a una(2), ya que los fragmentos al retornar al contenedor inicial, siguen su proceso de fraccionamiento(1)
  • The American Medical Association se opone al fraccionamiento de las tabletas, ya que si bien practicarlo adecuadamente puede ahorrar costos, realizarlo incorrectamente puede poner en riesgo la salud del paciente (5)
  • Daniel A. Hussar, Profesor de Farmacia en “The Philadelphia College of Pharmacy, aseveró: “El fraccionamiento de las tabletas por razones económicas, es contraproducente para el cuidado del paciente y es deletéreo para la práctica de la Farmacia” (3)

     Es recomendable que siempre que sea posible, el médico escriba en la prescripción la dosis en miligramos para evitar malas interpretaciones, por ejemplo: “1/2 tableta” sea interpretado como 1 o 2 tabletas (4).

     Puedo concluir que en el que hacer diario de la medicina la prescripción de formas galénicas con dosis exactas es recomendable, sin embargo cuando el fraccionamiento de los medicamentos sea la alternativa indicada hay que considerar los datos presentados y buscar un equilibrio costo/beneficio, derivados de esta práctica.

Referencias:

  1. ISMP. Tablet Splitting: Do it if you “Have” to, and then do it safely.
  2. AIS. Partir las tabletas: Una práctica rentable a considerar. Boletín 2 COIME # 27, p 7.
  3. ASCP. Tablet Splitting for Cost Containment.
  4. FDA. Preventing Errors with Tablet Splitting. 4 Patient Safety News: Show #54, August 2006.
  5. From APhA. Tablet Splitting: Evaluating Appropriateness for Patients, Published: 06/10/2004. 
  6. Pharmacy Times. FDA Takes on Unsafe Pill Splitting, Published: September 13 2011. American Society of Consultant Pharmacists.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *