¿Metformina en Diabetes Mellitus tipo 2 y Falla Renal?

Dr. Juan Pablo Moreira Díaz
Médico Internista y Endocrinólogo
Hospital Roosevelt

         La Metformina es utilizada de manera amplia como la mejor opción farmacológica inicial para disminuir la glucemia en pacientes con diabetes mellitus tipo 2.   Entre sus ventajas se cuentan su bajo costo, su perfil de seguridad y sus potenciales beneficios cardiovasculares (1). Sin embargo, su uso se encuentra contraindicado en muchos individuos con función renal alterada debido a la preocupación de que puedan desarrollar acidosis láctica (2).   A pesar de esto, la evidencia disponible en la actualidad sugiere que podría considerarse su uso en pacientes con falla renal crónica de leve a moderada, expandiendo de esa manera su uso a un mayor número de pacientes.

         En relación al uso de Metformina en pacientes con falla renal, se presenta en la revista JAMA del mes de diciembre de 2014 (3) una revisión sistemática muy interesante y que arroja datos importantes. Los autores realizaron una búsqueda en MEDLINE y Cochrane, incluyendo al final para su estudio a 65 artículos de diferentes tipos.  Se encontró evidencia de que a pesar que la metformina se aclara de manera renal, los niveles de la misma generalmente permanecen dentro de los rangos terapéuticos y que las concentraciones de lactato no se encuentran aumentadas de forma significativa cuando se utiliza en pacientes con falla renal de leve a moderada (es decir, con tasas de filtración glomerular estimadas entre 30 a 60 mL/min por 1.73 m2).  También se encontró que la incidencia global de acidosis láctica en usuarios de metformina en los estudios revisados variaba desde 3 hasta 10 por 100 mil/personas año, siendo prácticamente indistinguible de la incidencia que se presenta en la población general con diabetes. En realidad, los datos que sugieran un aumento del riesgo de acidosis láctica son limitados, y no existen estudios aleatorizados y controlados que prueben la seguridad de la metformina en pacientes con función renal significativamente alterada.

          Entonces, ¿qué podemos decir del uso de metformina bajo las actuales guías? De acuerdo a los datos que aporta esta revisión extensa, se cuenta con suficiente basamento para considerar un cambio en las recomendaciones, permitiendo de esta manera ampliar el uso de la misma a pacientes con falla renal leve a moderada. Es más, algunas sociedades, como la Asociación Canadiense de Diabetes, recomiendan su uso en este contexto, pero modificando la dosis (máxima 1700 mg/dia con aclaramiento de creatinina de 60 a 90 mL/min; 850 mg/dia con aclaramiento de creatinina de 30 a 60 mL/min).

          Definitivamente es necesario realizar estudios que evalúen la seguridad de la metformina en estadios avanzados de falla renal, pero deberíamos cambiar los antiguos paradigmas que prácticamente “satanizaban” su uso solamente basados en niveles de creatinina sérica.

Y ustedes, ¿Qué opinan?

BIBLIOGRAFIA

  1. Diabetes Care. 2012;35(6):1364-1379
  2. http://www.accessdata.fda.gov/drugsatfda_docs/nda/2000/20357S019_Glucophage_prntlbl.pdf
  3. JAMA 2014; 312(24):24.31
  4. http://farmacovigilancia.tv/blog/wp-content/uploads/2012/08/glucometro-cebolla.jpg

2 thoughts on “¿Metformina en Diabetes Mellitus tipo 2 y Falla Renal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *